“Tengo que dormir 8 horas para estar saludable” – ¡Falso!

El sueño puede analizarse de dos maneras, en cantidad y en calidad. La cantidad de sueño se mide en minutos u horas, mientras que la calidad describe la profundidad del sueño, el tiempo que pasamos en cada etapa del sueño, cómo fue la respiración y si hubo despertares o fragmentación. Ambas características, la cantidad y la calidad de nuestro sueño dependen de muchos factores, algunos externos y algunos internos, por lo que las características del sueño ideal pueden variar día a día, así como entre persona y persona.   
 
Por ejemplo, se ha encontrado que el ejercicio físico intenso cambia nuestra calidad de sueño, aumentando los minutos que pasamos en sueño profundo en el periodo nocturno siguiente. Es decir, si el día de hoy fue agotador porque hiciste mucho ejercicio, en la noche tu sueño profundo, también llamado sueño NREM3, será más largo comparado con otros días. Lo mismo sucede en días cuando estudiamos y aprendemos, también al pasar por periodos de infección o durante ciertas enfermedades. Todos estos cambios suceden de manera automática o inconsciente, ya que el sueño profundo ayuda a la recuperación de los músculos y tejidos. Además, hace las comunicaciones entre las neuronas de nuestro cerebro más eficientes y fuertes, permite que lo aprendido durante el día se solidifique y se grabe en nuestra memoria de largo plazo.
 
En cuanto a la cantidad de horas de sueño necesarias, aunque a menudo escuchamos que los adultos deben dormir 8 horas al día, se ha encontrado que cada persona tiene distintas necesidades. La mayoría de los adultos necesitan entre 7 y 9 horas de sueño cada noche para salud física y mental. Esta variabilidad depende de muchos factores, por ejemplo, la edad, la genética o herencia, la actividad física, la alimentación, y el estado de salud. Los investigadores incluso han encontrado seres humanos que naturalmente pueden dormir 6 horas al día sin consecuencia alguna, ¡verdaderos superhéroes! Aunque si crees que tú puedes ser uno de estos, piensa de nuevo, solo el 1% de la población entera son “dormidores cortos” naturales, si actualmente duermes 6 horas al día, ten cuidado, lo más probable es que te estés haciendo daño.


 Y si el sueño varía, ¿cómo sé cuánto debo dormir yo?

Las horas de sueño necesarias las dicta nuestro cuerpo, lo ideal sería levantarnos sin alarma o “naturalmente” para así estar seguros de que hemos dormido lo suficiente. Lamentablemente, esto no es posible la mayoría de las veces, nuestras responsabilidades de trabajo o escuela, nuestro estilo de vida, tienden a ser los que dictan la hora en que nos levantamos. Una manera fácil de saber cuántas horas de sueño son las ideales para tí, es pensar en los días que nos levantamos sin alarma, por ejemplo, algún día de fin de semana que no te hayas desvelado o cuando estamos de vacaciones. ¿Cuántas horas tiendes a dormir en estas situaciones? ¡Esa es la cantidad ideal para ti! Es importante que organices tus horas de trabajo o estudio durante el día, de manera que te permitan dormir tus horas necesarias de sueño todos los días. En cuanto a la calidad de sueño, esta se ajusta de manera automática de acuerdo a las necesidades de tu cuerpo.
 
¡Que descanses!

Dra. Lucía Guerrero

Clínica Del Dormir

2 comentarios

Pamela wences

Pamela wences

Tengo problemas de sueño me despierto seguido en la madrugada, muy ligero.

Ramón Gracida

Ramón Gracida

Padezco trastorno del sueño. Y necesito ayuda. Pueden ayudarme?

Deja un comentario

Escritores Blog del Sueño